jueves, 26 de mayo de 2016

Una lluvia de abrazos de papel











El 16 de septiembre del pasado año la región de Coquimbo se vio azotada por una catástrofe natural tremenda, un terremoto 8,5 y un tsunami que arrasó con varios balnearios y ciudades de la zona costera. Entre los edificios más devastado se encuentra (edificio que aún no está reparado) la casa de la cultura de Coquimbo y su biblioteca municipal, además de los cientos de colegios y bibliotecas de la región que se vieron tremendamente afectados por el sismo. Rápidamente comenzaron las campañas de recolección de libros por la zona y fue allí cuando ves todo y piensas: Si que podría hacer algo más y se hizo.
“Libros para Chile” se llamó la campaña que impulsada por el escritor y gestor cultural Jesús De Castro comenzó en conjunto con los amigos de la asociación cultural “Cuida” de Santa cruz del valle de la mano de José Carlos González y el poeta Emilio Pérez Ventero. La meta en un principio eran mil libros, pronto fueron 2000, pestañeamos y eran 4000, hasta que finalmente cerramos en 6000 sonrisas generosas y altruistas que nos obligaron a renombrar la campaña que a esas alturas se había convertido en un magnífico gesto de fraternidad “Seis mil abrazos”
Hoy estamos esperando esos seis mil abrazos que vienen cargados de optimismo y con voces que saltan la política, economía y sólo alzan la mano con voz fuerte diciendo: Acá estamos y nos hacemos presentes, las tragedias pasan, pero la amistad se fortalece.
Quisimos compartir esta historia que en Chile cuenta con la colaboración de consejeros regionales de educación y cultura que han apoyado la llegada de esos seis mil abrazos que vienen con fuerza desde el Valle del Tiétar y con la sonrisa que sólo un libro puede dar, como dijo Rubén Darío “El libro es fuerza, es valor, es poder, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor.









domingo, 22 de mayo de 2016

ENTREVISTA A PABLO GARCINUÑO: Ganando terreno en distancias cortas.



Pablo Garcinuño, el autor y su obra.

Hola Pablo. Cuéntanos un poco sobre ti.
De profesión, periodista. He ejercido como tal en distintos medios de comunicación desde hace más de diez años. Además, gestiono las redes sociales de varias marcas y entidades. En mis ratos libres, escribo. Siempre lo he hecho, pero conseguí cierta constancia cuando en 2010 abrí el blog En Mal Estado. Aunque en la actualidad está bastante olvidado, esta bitácora fue durante una época la excusa perfecta para explotar la vía del micro relato, al mismo tiempo que formaba comunidad con otros blogueros dedicados a los textos breves. En 2012 junté parte de todo ese trabajo en un libro que auto publiqué y que se puede descargar gratis aquí.
Dos años después se pusieron en contacto conmigo las responsables de la editorial 120 Pies, Lourdes Castro y Ángela Medina, para proponerme publicar un libro de relatos. Casi todo lo que había escrito hasta entonces eran micro relatos, así que me puse a trabajar en cuentos durante un año aproximadamente. La “criatura” salió a la luz en febrero de 2016 con el título ‘Así no vamos a ninguna parte’. Son 17 relatos en los que predomina el humor y el surrealismo, muchos de ellos ambientados en el mundo rural.

¿Siendo periodista, que te motiva a escribir relatos?
Creo que no tiene nada que ver con ser periodista, pero mi escritura siempre se ha caracterizado por la brevedad. Me manejo bien en las distancias cortas, ya sean micro relatos o cuentos breves, mientras que me resulta realmente difícil mantener una historia más allá de las 2.000 palabras. Ignoro el motivo.
Creo que el periodismo me viene bien para “mantener la mano”. El hecho de trabajar escribiendo (aunque contar una historia real no tiene mucho que ver con crear ficción) me sirve para mantener cierta agilidad en esto de juntas palabras.

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?
El mundo rural suele ser una fuente constante de inspiración. Muchos de mis cuentos salen de las historias que me cuentan mis padres sobre sus antepasados. Además, me fascina escribir sobre personas mayores, profundizar en ese ambiente de decadencia y dignidad a partes iguales. Además, las noticias de los periódicos suelen ser un recurso muy útil para encontrar ideas.
Todo ello, siempre con el humor como ingrediente esencial. Me gusta pensar que de vez en cuando se dibuja una sonrisa cómplice en la boca del lector de ‘Así no vamos a ninguna parte’.

¿Por qué relatos breves y no novela?
Creo que no sería capaz de hacer una novela, al menos ahora. Me gustan muchos los cuentos y sus estrecheces, la necesidad de que cada palabra cuente, de mantener la tensión, de rematar la jugada en unas pocas páginas. De momento, me siento cómodo en los cien metros lisos y quiero seguir profundizando en este género. Quizás, algún día, me atreva con una novela. O no. No es algo que me preocupe.

¿Es fácil compaginar tu trabajo como escritor y tu trabajo como periodista?
El periodismo tiene unos horarios difíciles de compaginar con cualquier cosa, ya sea escribir o tomar unas cañas con los amigos. Es complicado encontrar huecos para los relatos. Para mí es una válvula de escape que necesito para sobrevivir, así que aprovecho los fines de semana y algunas noches de los días de diario para ir dando forma a mis historias.

Para nuestros amigos de América ¿dónde pueden conseguir tu libro y como les animarías a leerlo?

El libro, que solo ha salido en edición digital, lo pueden comprar en la web de la editorial 120 Pies y en Amazon, al precio de 3,99 euros. Lo de animar a su lectura es más difícil. Quizás le diría que creo que se van a entretener, que van a pasar un buen rato. Y si no es así, por menos de cuatro euros ya sabrán a quién no tienen que volver leer. Es una inversión cien por cien rentable.






HOLA AMIGOS.



Hola a todos.
En nuestro afán de establecer unos vínculos cada vez más sólidos y tender puentes  culturales entre América y Europa, hoy damos un paso más, paso destinado a ofrecer a nuestros innumerables lectores y colaboradores una visión más amplia y cotidiana  del panorama literario en sus diversas corrientes. Somos conscientes de que la labor de una revista digital debe ser continua y de entrega. Somos conscientes también de cada día hay una noticia por compartir, un libro por recomendar y un escritor por conocer. Queremos que este nuevo blog sea un nexo entre el día a día cultural y todos los interesados en seguirlo. Nuestra pretensión es diversificar contenidos y al mismo tiempo intentar seguir siendo un referente digital, más que un sencillo medio más de comunicación pretendemos intentar en la medida de lo posible ofrecer una información más amplia sobre los diversos eventos culturales, nuevas corrientes, autores conocidos, entrevistas y también y no menos importante conectar con los nuevos autores ya que ellos son el futuro. Contemplemos el panorama cultural como un viejo y centenario tronco de roble del que brotan nuevas ramas con brillantes hojas, y también queremos esos nuevos brotes en Aquarellen.
Esperamos encantados vuestras aportaciones y noticias, y para ello dejamos un contacto.


Estáis en vuestra casa amigos, llamad a la puerta y se os abrirá.

María José Mattus Aguirre

Directora de la revista Aquarellen.